O.J. Simpson, el inventor del Branded Content

17 de junio de 1994, 90 millones de personas están frente al televisor hipnotizados mirando a un Ford Bronco blanco perseguido por varios coches de policía en la autopista.

En ese coche escapa O.J. Simpson, toda una celebrity en los Estados Unidos. Ex-jugador de futbol americano, actor presentador… Se le acusa de haber matado a su mujer y a su amante.

El interés de la retransmisión llegó hasta el punto que la mayoría de cadenas interrumpieron su programación para emitir la caza al deportista (incluso la NBC llegó a interrumpir la emisión del 5º partido de la final de la NBA).

Hay quien dice que esta retransmisión en directo fue uno de los primeros programas de telerrealidad que se emitieron, y seguramente tenga razón. La audiencia de esta persecución del posterior juicio consiguió mucha más audiencia que la mayoría de programas que se emitían en televisión.

Pero en esta historia hay otro protagonista involuntario.

Si, el Ford Bronco. 180 millones de ojos estuvieron puestos encima de ese coche durante algo más de una hora.

Ayudadas por una política comercial de descuentos, las ventas del Bronco crecieron en 7.000 unidades ese año.

Evolución de las ventas del Ford Bronco
Evolución de las ventas del Ford Bronco

Es difícil atribuir que parte de las ventas corresponde a la estrategia comercial y cual a la campaña publicitaria de la persecución de O.J. Simpson, pero seguramente sea el primer caso de Branded Content Involuntario de la historia de la televisión.

Disfrutad del “anuncio”:

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s